El ictus o accidente cerebrovascular (ACV) se refiere a una lesión cerebral causada por un fallo en el sistema de riego sanguíneo o vascular del cerebro. Puede ser por un exceso de sangre en diferentes zonas del cerebro o por ausencia de la misma las secuelas del ictus pueden ser importantes provocadas por la muerte de las neuronas, que son las células que forman el cerebro. 

 

Síntomas del Ictus

Los síntomas tempranos del ictus isquémico o hemorrágico más habituales son:

  • Cefaleas (dolor de cabeza) de inicio brusco
  • Pérdida de la capacidad de hablar (la persona intenta decir algo, pero no es capaz de articular las palabras)
  • Pérdida de fuerza o capacidad de movimiento en un lado del cuerpo (hemicuerpo), que se puede observar al intentar coger algo, caminar, o hacer movimientos con la cara (como sonreír).

Si detectas la presencia de estos síntomas, ponte inmediatamente en contacto con Urgencias a través del 112, ya que la intervención temprana es fundamental.

 

Tipos de ictus

 Hay dos grandes tipos de ictus:el ictus isquémico y el ictus hemorrágico. Otras formas comunes de denominar al ictus o accidente cerebrovascular son: la embolia cerebral, trombosis cerebral, isquemia cerebral, infarto cerebral, derrame cerebral, aneurisma cerebral o paraplejia.

Ictus isquémico

Se produce por la interrupción del flujo sanguíneo a partir de un punto en las arterias cerebrales en el que se produce un taponamiento. En el ictus isquémico se produce una muerte del tejido cerebral o neuronas más allá de donde se ha producido la obstaculización del riego sanguíneo, lo que se denomina infarto cerebral. A este tejido dañado o muerto se le denomina tejido isquémico y su daño se produce porque durante el periodo de tiempo que el flujo sanguíneo queda interrumpido no llegan nutrientes fundamentales para su supervivencia, como oxigeno o glucosa.

Ictus hemorrágico

Se produce una rotura de las arterias o venas que irrigan el cerebro, produciéndose un vertido de sangre dentro del cerebro y la pérdida de flujo sanguíneo más allá de donde se ha producido dicha rotura.

Conoce sin compromiso en qué te podemos ayudar en la rehabilitación del ictus

Solicita evaluación sin compromiso